Los del Elba se venden mejor

Colecciono tazas. De viajes, y a ser posible donde haya ido yo. Son mis pequeños trofeos. Las uso a diario con el café de la mañana, no las tengo de exposición. La más nueva que tengo es de Hamburgo. Me encanta 😀 . Porque, ya sabes, soy una friki portuaria. Y este último trofeo viajero es de una zona portuaria de Hamburgo preciosa. El Speicherstadt, el conjunto histórico de depósitos portuarios más fotogénico que conozco, patrimonio mundial de la UNESCO  (y cuyo nombre no soy capaz de reproducir sin cortar y pegar, lo reconozco).

Dirás, querido lector del blog de Araceli, que en esta entrada voy a fardar de viaje y punto. Pero no. Porque, además de la taza, de Hamburgo me traje una reflexión sobre los recursos turísticos de dos ciudades portuarias europeas: Hamburgo y Algeciras. Porque he visto que los del Elba se venden mejor. Y a eso voy a dedicar el post de esta semana, a compartir mi reflexión.

El puerto de Hamburgo, un recurso turístico más

Lo primero que procuro hacer como turista, que no viajera, es intentar que alguien me cuente cuáles son las zonas más destacadas de una ciudad en la que apenas voy a estar tres días, a lo sumo. Por eso me gusta hacer tours guiados. Te cuentan lo esencial de su historia de una forma amena, y te dan ideas para aprovechar el tiempo al máximo. A las 11:00 de aquella mañana de septiembre, en Rathausmarkt, la guía inició el tour diciendo: “¿Alguien sabe qué lugar ocupa el puerto de Hamburgo en Europa?”.

Me dio un vuelco el corazón. Esa chica era de las mías. “Me la sé: el segundo, después de Rotterdam, pensé yo para mis adentros. Y ella respondió: “El tercero, era el segundo en tráfico de contenedores, pero ahora es el tercero”. Al margen de mi patinazo 😎 , me quedé impresionada de que uno de los primeros recursos turísticos de la ciudad que vendió la guía en su tour sea su puerto.

Como en Algeciras, las grúas de Hamburgo se ven

La guía siguió recitando los millones de contenedores, millones de toneladas, e historia de un puerto y su ciudad a orillas del Elba. Y, como en Algeciras, las grúas se ven perfectamente desde el Fischmarkt, desde el mercado de pescado de la ciudad. ¿Ves como yo la semejanza? Terminales de contenedores, diques de astilleros, terminales de graneles… se ve todo dando un paseo. Como en Algeciras por el Llano Amarillo. Dirás que estoy exagerando. Pero, salvando las distancias con la segunda ciudad más poblada de Alemania, yo le veo cosas que copiar.

El ‘Jackelin’ del Elba

De hecho, hay otro recurso turístico que siempre he defendido para nuestra bahía y que allí funciona genial: los paseos en barco. En Algeciras, el ‘Jackelin’ solo sale para visitas concertadas de asociaciones y con motivo del proyecto Conoce tu puerto del Día Marítimo Europeo. En Hamburgo, el tour en barco es un “must” de la visita a la ciudad y eso que allí no se ven delfines. Hay varios tours en inglés y en alemán, con un patrón que va haciendo de guía por las terminales del, ahora sí lo sé, tercer puerto de Europa. Y te explica su historia, su evolución, a qué se dedica cada punto del viaje, qué es un dique flotante o incluso qué es el tráfico ro-ro, ¿no es genial?

Todo es puerto en aquella ciudad. Como en Algeciras, solo que creo que no nos lo creemos lo suficiente como para explotarlo de otra manera. Si Hamburgo es el tercer puerto de Europa en tráfico de contenedores, Algeciras es el sexto. Cojamos ideas, ¿no?

Por cierto, del top-3 europeo me queda Amberes

 

También te puede interesar…

  • ¿Jugamos a hundir la flota?
  • Mamá, quiero ser bloguera
  • El puentazo de China y el puerto de Algeciras
  • Información portuaria Titulares versus Datos
    Titulares versus datos
  • Los del Elba se venden mejor
  • Yo también fui a Tarifa el 15 de agosto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *